jueves, 28 de mayo de 2009

TEOLOGÍA Y POLÍTICA


BROGGIO, Paolo, La teología e la politica. Controversia dottrinali, Curia romana e Monarchia spagnola tra Cinque e Seicento. Firenze. Leo S. Olschki Editore 2009, 222 páginas.

 

            A finales del siglo XVI y principios del XVII se produjo –en mi opinión- un replanteamiento doctrinal de las distintas confesiones. Aunque católicos, luteranos y calvinistas habían dividido la cristiandad y habían fijado sus fundamentos doctrinales, el núcleo del problema que había producido la separación (“El auxilio de la gracia y la libertad humana”) no fue resuelto. No resulta sorprendente que, una vez pasadas las primeras décadas de enfrentamiento, las nuevas generaciones de las distintas confesiones retomaran el problema, lo que suscitó divisiones dentro de cada una de ellas.  El problema dentro de la Monarquía hispana fue mucho más agudo porque, a la disputa suscitada sobre la “libertad humana”, propia del catolicismo, se le unió la transformación que se estaba procediendo en las relaciones de poder entre la Monarquía y el Papado, precisamente en esta época, aprovechando el relevo en el trono del anciano Felipe II por su hijo, el piadoso y fidelísimo a Roma, Felipe III, y que se vio reflejado en las corrientes espirituales.

            Dentro de la historiografía española, no existen investigaciones que pongan en relación las corrientes teológicas y religiosas con las tendencias políticas y grupos cortesanos, precisamente, por la dificultad que entraña el tema. El estudio del profesor Paolo Broggio viene a arrojar luz en problema tan intrincado. La obra de Broggio no se detiene en estudiar la teología política en el sentido tradicional de transportación de conceptos teológicos a la teoría política ni trata de explicar el devenir histórico como resultado de la actuación de la Providencia divina, sino que la aborda desde la influencia que los elementos teológicos, las motivaciones y los contenidos políticos que perviven en las controversias doctrinales de finales del siglo XVI y principios del XVII. Las controversias doctrinales no son estudiadas de acuerdo a los historiadores de la teología sino que analiza tales procesos poniendo en relación los movimientos políticos con las cuestiones teológicas.

            De acuerdo con estos planteamientos, la obra se plantea de la siguiente manera: tras dos capítulos que ponen en contexto adecuado la polémica: Cap. 1º. Strategie culturali e rapporti politici. Roma e la produzione teologica nella seconda metà del Cinquecento. Cap. 2º. L’ausilio della grazie e la libertà umana: l’avvio delle grande dispute intraecclesiastiche, Broggio pasa a estudiar las dos polémicas desatadas en el cambio de siglo XVI al XVII: “La controversia de auxiliis” y la “disputa de la Inmaculada Concepción” (Caps. 3º, 4º y 5º).

            La obra de Broggio viene a llenar una laguna que padece la historiografía española, y lo hace con planteamientos nuevos, poniendo en relación las tendencias políticas y las doctrinas teológicas, que hasta ahora habían sido estudiadas separadamente. Para ello, el autor utiliza una completa bibliografía, sobre todo en español y en italiano, que el lector y, principalmente, el investigador agradecerá, pues, puede recurrir a ella con gran provecho no solo para ampliar este tema, sino para documentarse sobre otros problemas de esta época.

                                              

                                                                                  José Martínez Millán